Custodia de hijos y régimen de visitas

En una separación o divorcio, la custodia de los hijos es siempre el asunto más doloroso para todas las personas implicadas. El objetivo del ex cónyuge que acude a Magna Detectives, siempre consiste en demostrar que su ex pareja no es la persona más idónea o responsable para hacerse cargo del cuidado de los hijos en común.

Nuestra misión consiste en aportar pruebas y razones que hagan inclinar el parecer del Juez, y que éste pueda apreciar indicios contundentes y probados para determinar qué progenitor es el más adecuado para hacerse cargo de la custodia de los menores.

Una vez establecida la custodia y el régimen de visitas del otro progenitor, el ex cónyuge que ostenta la custodia puede tener sospechas acerca de incumplimiento de las condiciones establecidas en la custodia. Por tanto, nuestra actividad como detectives privados, se basa en obtener pruebas sobre esos incumplimientos o un trato inapropiado al menor, con el objeto de solicitar la revisión del régimen de visitas.

Tanto en el caso del establecimiento de la custodia y régimen de visitas, como de su modificación, las pruebas obtenidas por los detectives privados son un elemento determinante para Jueces y Tribunales.

La estrategia de la investigación en el caso del establecimiento de la custodia, se basa en observar y determinar si concurre algún supuesto de vida susceptible de ser calificado como vida desordenada o que genere una incapacidad para la óptima atención a los hijos en común.

En caso de revisión del régimen de visitas, observamos y vigilamos el régimen de visitas, obteniendo pruebas sobre el trato a los menores, desatención o indiferencia (dejarlos con familiares o conocidos…).

Contacte con nosotros y estudiaremos su caso con la máxima discreción y profesionalidad.