Es un delito que consiste en que una persona o sociedad con deudas, oculte o se deshaga de su patrimonio total o parcialmente. De este modo, el acreedor (quien pretende cobrar la deuda), no puede conseguir cobrar la deuda porque el deudor no tiene patrimonio. Más información del alzamiento de bienes.

Alzamiento de bienes

El que realiza un alzamiento de bienes pretende así salvar su patrimonio de distintas formas:

  • Si es un bien físico, lo puede ocultar, para que el acreedor no pueda localizarlo.
  • En otros casos, puede deshacerse de los bienes a través de una venta o donación, generalmente a algún familiar.

Es decir, el deudor pretende quedarse con su patrimonio sin cumplir con las obligaciones con las que se había comprometido.

Es un delito tipificado. Esto es, el artículo 257 del Código Penal condena esta conducta, literalmente condena “alzarse con los bienes propios en perjuicio de sus acreedores”.

Pongamos un ejemplo:

Juan es autónomo, tiene dos camiones y un empleado. El negocio no va bien, el negocio acumula deudas y llega un momento en que los acreedores presionan para cobrar. Juan se juega su casa, lo único que posee. En ese momento, decide vender su casa a su suegro para protegerla y que no se la puedan quitar. Se hace una venta simulada aunque han pasado por el notario y Registro de la Propiedad. Juan está cometiendo un delito de alzamiento de bienes.

Sus acreedores podrían desmontar lo que ha ocurrido y cobrar la deuda.

¿Cómo desmontar un alzamiento de bienes? ¡Quiero mi dinero!

Necesita pruebas. Necesita un detective. Llámenos.